Deconstruyendo libros: Book Arts

 
I Thought He Was A Book, But He Was Only Paper By Saphoona

Salta a la vista que estamos de resaca de Sant Jordi, en el metro, en la calle... huele a libro nuevo. El día del libro es seguramente el peor día de los bibliófilos, de los fetichistas del libro, de los que les gusta acariciar el lomo y oler las páginas. El día en que se venden más libros en este país, el día en que hordas humanas se abalanzan sobre los libros de las paradas de Sant Jordi mientras blanden rosas con afiladas espinas, ha de ser un auténtico martirio para este extenso grupo de lectores que hasta cuentan con grupo de Facebook (sí, no sólo tú hueles los libros).

En mi caso en raras ocasiones un libro se ha convertido en objeto de veneración como tal, por su olor o por su encuadernación, más bien lo ha sido por su contenido. Pero me he topado con un grupo de artistas que me ha hecho cambiar de opinión.

Alterar, convertir en esculturas tridimensionales libros que ya no podremos leer es todo un arte y he encontrado diferentes manifestaciones de este arte en ETSY.  La escultura que ilustra el inicio de este post es de Saphoona, una artista multidisciplinar y deliberadamente oscura.

Bookmobile Plant by Theshophouse

Más etéreos, los bookmobile plants de Theshophouse, tras la cual está Lisa Occhipinti, una artista de Venice. Su primer libro "The Repurposed Library" donde nos muestra cómo transformar viejos libros en diferentes objetos, se acaba de poner a la venta.


Clay and a Folded Book by Kenjio

Otro artista que me encanta es Kenjio, de Knoxville aunque de origen chino. Su obra es muy alegórica y juega con diferentes aspectos de la idea del conocimiento, representado por sus libros alterados.

Si os interesa, tenéis más muestras en el Treasury que he hecho sobre book arts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada